Nuevas tecnologías:
una historia necesaria para no desamar la propia (2009)

Autor: Andrés Venturino

Maestría en Tecnología y Estética de las Artes Electrónicas
Universidad Nacional de Tres de Febrero

¿Me interesa pensar que una imagen digital es una imagen compuesta por 0 y 1?

¿O que un sonido electrónico este producido por impulsos eléctricos? O si lo que veo en una pantalla es cine o video. O si el método de ruptura de luz que uso David Linch en la película "Inland empire" es parte de la discusión que llevan video y cine. O me interesa pensar que esa ruptura usada por Linch, es algo expresivo más que técnico o conceptual. Que esa ruptura provoca en mí un fastidio. Una transformación corporal que va más allá de una ruptura técnica o un concepto previo. Cuando los hermanos Dardenne realizan el film “Le fils” (el niño), realizan un film cerrado. Un film donde sentí un ahogo. Más allá de la historia el ahogo era visual. Una inestabilidad corporal dada por una cámara, en un primerísimo primer plano continuo. Una cámara siguiendo a un personaje. Una cámara viva. Una cámara respirando con él. Moviéndose con él. Mi ojo, mi cuerpo estaba pegado a él. Había perdido la tranquilidad de ser un observador pasivo de una película. Pedía a gritos que abra por favor ese plano. En mí no había un planteo de si eso es o no 35mm. O cinta magnética. O si la cámara esta al hombro o tenía que estar sobre un trípode. Ni siquiera estaba pensado en la historia. Era sólo una forma de poner la cámara. Una forma expresiva de poner la cámara. Estaba sentado siendo parte de lo que veía. Una forma de interactuar con la película. No había concepto previo en mí. O si la película estaba siendo proyectada en DVD o en film. O si los hermanos Dardenne habían realizado “Le fils” con actores profesionales o amateur. La película me estaba dando algo que sobrepasa todo pensamiento conceptual sobre el arte. Me estaba modificando.

Enlace al texto (11 hojas - PDF)

home