Existe una forma de mirar. Una manera de pararse frente a lo que conozco y no. Tal vez, esa manera de estar en el mundo y esa manera que explico el mundo esté dado por las obras artísitcas en sí. Una obra más que un objeto en soledad es mi ausencia. Poder encontrarme en ellas, ya sea como hacedor o espectador o navegador, es una ilusión primaria y básica para los que creemos que las obras nos develan y nos exponen sin más.

Reflexiones textuales son escritos sobre algunas de esas obras, algunos otros temas que son obra en sí mismos y sobre todo, ensayos que explican ese lugar desde donde se mira. Explica esa manera de ver, de pararse frente a lo que conozco y no. Es más, lo expone, lo justifica y lo defiende.

Como en todo el proyecto baldosas, no hay un justificativo formal o racional para que una obra o una reflexión esté o no en algún proyecto. En el caso de los textos de las Reflexiones Textuales pasa algo similar. Es el autor el que marca el límite. Si bien el contexto son las propias baldosas, también el contexto es la estética de las propias baldosas. Y estética es solo desde donde miro y hago el mundo.

En los siguientes textos el navegante tendrá la siguiente data: nombre del autor, nombre del trabajo y un primer párrafo en donde el futuro lector podrá vislumbrar si sigue o no con la lectura y finalmente el link hacia el trabajo en su texto completo.

home